lunes, 8 de marzo de 2010

¡Por dios!

Hignora

¿Tan malo era ese hombre?

Wisdi

¡Uff! Ni se imagina. Era malísimo. Tan malo que preñó a su esposa, exclusivamente pa que le maten al hijo.

Hignora

No te creo. ¿Y naidien hizo nada?

Wisdi

¡Qué va! Era tan malo, que lo creían bueno.

Hignora

¡Imposible!

Wisdi

¡Para qué vea, no más! La gente le tenía purito miedo, y por eso lo creían bueno. Y se terminaron convenciendo con el pasar de los años que era realmente bueno.

Seguir Leyendo *|* Ocultar Tecsto

Hignora

¿ Y hace cuánto que fue eso?

Wisdi

¡Uuuu! Más años que el mito de ser virgen.

Hignora

¡Hijole! ¿Y el hijo se dejó así no más, matar?

Wisdi

¿Y qué más le quedaba? La gente lo hubiera negado a él, porque preferían a su padre. Además, era mansito.

Hignora

¿O mensito, comadre? ¿Cómo lo mataron?

Wisdi

No haga preguntas tontas, pues, comadre. Lo mataron como el padre quiso. Lleno de tortura y sufrimiento.

Hignora

¿Y él padre sufrió?

Wisdi

¡Si al que mataron fue al hijo, no a él!

Hignora

¿Pero me refiero a si lloró?

Wisdi

¡No dijo ni una palabra! Estuvo más lejos que Plutón. Creo que mandó una paloma como regalo, pero ya porque ya. Y para variar, la mandó prendida en fuego a la pobre.

Hignora

¡Pobre!

Wisdi

Y la gente, verá, estuvo feliz con semejante regalo. Pensaron que era buenísimo, un padre conmovido. Que dizque no sabía que le habían matado al hijo. Y cuando se enteró, prendió ira, le salieron chispas que prendió a la paloma con el mensaje que tenía para su hijo.

Hignora

¿Y para qué mandó a matar al hijo?

Wisdi

Bueno, en ese tiempo, al igual que ahora había ahora otras gentes que dominaban pueblos miserables, olvidados. Y él, su hijo y su esposa, pertenecían ahí. Y nunca faltaba algún pendejo que quería ser heróe, y hacía levantamientos pa tumbar al poder. Bueno, el hijo de éste fue parido para eso.

Hignora

¿Y lo logró?

Wisdi

¡Claro que sí!

Hignora

¡Qué bueno!

Wisdi

Ya ve, comadre, a Usted también se le pegó lo de esas gentes, que creían que era bueno.

Hignora

¡Pero si liberó a un pueblo de un yugo, es obvio que es bueno!

Wisdi

¿Y si luego, él se convierte en el nuevo yugo?

Hignora

Eh… No sabría qué decirle.

Wisdi

¡Tiene que decir: es malo!

Hignora

¡Es malo!

Wisdi

Así es.

Hignora

¡Entonces Usted es mala!

Wisdi

¿Yo porqué?

Hignora

¡Porqué usted está ciendo lo mismo que ese Señor. Usté ta ciendo mi yugo.

Wisdi

No, comadre, yo le digo la verdad.

Hignora

¿Y cómo sé eso?

Wisdi

Porque hemos sido amigas mucho tiempo, y no le he fallado, ni a Usté, ni a su Jorgito, ni a su Manuel, ¿o sí?

Hignora

Bueno… de eso no me quejo. ¡Siempre atenta!

Wisdi

Ahí está.

Hignora

¿Y qué hizo ese señor teniendo el yugo?

Wisdi

Primero, por las buenas, convenció a todos de que era bueno. Se hizo la víctima, al principio, obviamente. ¡Eso funciona! Luego, cuanto tuvo ya el poder en mano, ahí hizo el festín. Mató a todo aquel que le estuviera en contra.

Hignora

¿A todos?

Wisdi

¡Y a los que lo apoyaban, también!

Hignora

¡Pero es imposible! ¿Después quién lo apoyaría?

Wisdi

Para asegurarse de que nadie le quite el poder, comadre.

Hignora

Sí, sí, yo sé, pero…

Wisdi

¿Pero qué?

Hignora

Me es difícil, comprender.

Wisdi

Claro, a los amigos remadores de su hijo, los mandó a matar. Luego, se hizo el que no sabía, y los declaró mártires.

Hignora

¿Y porqué le dice remadores, comadre?

Wisdi

Porque lo eran pues. Remaban. Eran pescadores

Hignora

¿Y ellos sabían que fue él?

Wisdi

¿Ellos quién?

Hignora

Los amigos.

Wisdi

¡Ah, claro que sabían! Pero ¿qué podían hacer? ¿Denunciarlo? ¡Ya sabe, comadre, cómo es el sistema!

Hignora

¡Claro: el bien para los malos, y los males para el bueno!

Wisdi

Así es, comadrita, así es. Al menos, con ése, así será.

Hignora

¿Qué todavía sigue vivo ese señor?

Wisdi

¡Y qué pensaba que estaba muerto!

Hignora

Pero si me dijo que fue hace uuuu, muchísimo tiempo. Supuse había muerto. Nadie vive tanto.

Wisdi

Él no está muerto. Vive en la memorias de todas las gentes. Vive en cada latir, en cada respiración, en cada movimiento. Atento a cualquiera que le vaya en contra o que lo peligre a favor.

Hignora

¡Y qué hacemos! ¿huir?

Wisdi

¿Para qué?

Hignora

¡Cómo qué para qué! Para que no nos mate.

Wisdi

¿Y luego qué? Si de ley va estar allá esperandónos. Y si no nos espera él, no espera esas gentes.

Hignora

¡Díos mío! ¿Qué pasará con mi Jorgito? ¿Y mi Manuel?

Wisdi

¡Toca hacer lo que hicieron las gentes pa sobrevivir!

Hignora

¿Qué?

Wisdi

Vivir.

No estar ni en contra ni a favor. No digamos nada. Y si nos preguntan, lo apoyamos. Pero de ahí no hacemos nada más que seguir con nuestras vidas.

Hignora

¿Ser tan indiferentes no sería sospechoso?

Wisdi

¡Tiene razón!

Hignora

¿Entonces qué hacemos?

Wisdi

De ley, tiene que ser a favor. Así que, pongámonos esa cadena que simboliza que lo apoyamos. Y cuando hablemos con las gentes, lo mencionamos mucho.

Hignora

¡Sí, eso podría funcionar, mejor!

Wisdi

¡Ya pues, comadre, vayamos a predicar!

Hignora

Y ¿qué diremos primero?

Wisdi

Pues que era bueno. Empezando por ahí. Ya luego lo otro es regalado.

Hignora

¿Segura?

Wisdi

¡Más segura que la virilidad de mi marido!

Hignora

¡Pero si no tiene hijos!

Wisdi

¡Comadre, por favor!

Hignora (avergonzada)

Lo siento

Wisdi

Además, la virilidad no se mide, con los hijos, sino con la satisfacción. Uff

Hignora

¿Uff? ¡Comaaaadreee!

Wisdi

¡Él sí es bueno!

Ocultar Tecsto

¿Porqué no hay día del hombre?


¿Nunca se han preguntado porqué no hay día del hombre?

¡Pues, la razón antropológica es fácil! Primero, hay que saber el origen del día de la mujer: se los simplificaré:

El día de la mujer, ocho de marzo de cada año, surgió cuando las mujeres pudieron liberarse del yugo varonil, machista, superior.

Y así surgen todos los ferias importantes que celebramos a lo largo del año: Día de la Independencia de la Ciudad, País, Región (del yugo Esclavizador), Día del Trabajador (de la explotación del Empresario), étc. Aunque el día más repetido es el de la Independencia.

Generalizando todas estas fechas, podemos decir: "Existe un día dedicado, celebrado cada año, a todo aquel que haya sido liberado de algún yugo."

Pero, ¡aquí viene el pero!

¡Pero el hombre no ha estado bajo ningún yugo! ¡Peor bajo el de la mujer!

Respondida, vuestra pregunta del porqué el hombre no tiene su día. Por eso, el empresario no tiene su día, ni tampoco los emperadores. ¡Ni dios quiera el Día de Bush!



lunes, 1 de marzo de 2010

Los que apoyan a Nebot

En mi opinión, este es el tipo de gente que apoya a Nebot.

Ilustrado por Joaquín Salvador Lavado.

¡Cuánta Bondad! 051 coh.jpg

Lágrimas Negras

video

Tendrán problemas en entender lo que hablan.... =)

La aptriz es Andrea Espinoza (pero no la cantante), y el super-famoso actor de películas de acción: Errick Moyano, quien ha estrenado su blog.